El pagare. Manera de llenarlos fácilmente.

¿ Que es un pagare?

Es un documento mercantil muy utilizado en la vida diaria. Titulo de crédito. El pagare se firma por el deudor a favor del acreedor para garantizar el pago de una cantidad de dinero.

¿Como se redacta?

La forma y el texto es el siguiente:

“                                             PAGARE UNICO.

                                               Ciudad de México, México a primero de enero del dos mil diecisiete.

Debo y pagare a JUAN GARCIA GARCIA, la cantidad de $ 10,000.00 (DIEZ MIL PESOS 00/100 M.N.), el día treinta y uno de enero del dos mil diecisiete. Valor pagadero en la ciudad de Mexico. En caso de incurrir en mora me comprometo a pagar un interés moratorio del 5% mensual, durante todo el tiempo en que permanezca  sin pagarse la suerte principal.

Nombre y datos del deudor.                     ACEPTO PAGAR AL VENCIMIENTO.

NOMBRE: PEDRO MARTÍNEZ MARTÍNEZ

DIRECCIÓN___________             ____________________

                                                                                           FIRMA Y HUELLA”.




¿Pueden hacerse los pagares a mano, en computadora, por escrito y formato de papelería?

Cabe aclarar, que cualquier forma que desee utilizarse tiene el mismo valor legal y puede redactarse en una hoja blanca, de cuaderno, etc.

De igual manera, lo importante es que tenga la fecha de elaboración. Promesa de pagar. Fecha de vencimiento. Cantidad a pagar. Interés Moratorio. Lugar de Pago. Nombre del acreedor. Datos del deudor y domicilio.

¿Cuánto tiempo tiene de vigencia?

A partir de la fecha de vencimiento tiene valor tres años para demandar la acción ejecutiva mercantil y cinco años para la acción causal.

 ¿Qué se hace con un pagare en blanco?

También, se pueden llenar los datos secundarios faltantes, pero sin faltar a la verdad. Es decir, los datos sustanciales o principales no pueden ser rellenados, por ejemplo en monto del credito, la firma, el nombre de beneficiario distinto. Sin embargo, se recomienda nunca firmarlos en blanco ni firmar en un papel en blanco que pueda ser utilizado para otros fines indebidos.

Con todo el llenado puede ser cuestionado en juicio y de acreditarse, puede resultar en la improcedencia de la accion.

Modelo de pagares con instrucciones.

¿ Qué hacer con un pagaré mal llenado ?

Como dijimos anteriormente, la falta de algunos datos pueden ser llenados por el titular del derecho. Sin alterar los hechos sustantivos relacionados con el pagare, principalmente el monto del crédito e intereses. Hay que diferenciar entre falsificar un titulo y completar un titulo de credito o pagare.

Un titulo falso no contiene una firma autentica del deudor y puede ser objeto de un delito. Un pagare mal llenado tiene la firma del deudor, solo que algunos datos faltan para ejercitar la accion.


Otros temas correlacionados:

LEY PARA EMPRESAS DE CRIPTOMONEDAS

CUANTIA MERCANTIL Y CIVIL CIUDAD DE MEXICO

PROTOCOLO DE PROTECCION ANIMAL

REVOCACION DE LA DONACION POR INGRATITUD

LEY DE SEGURIDAD INTERIOR. Su indice



TESIS JURISPRUDENCIALES SOBRE PAGARE:

Época: Novena Época
Registro: 161031
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XXXIV, Septiembre de 2011
Materia(s): Civil
Tesis: 1a./J. 30/2011
Página: 845

PAGARÉ. CUANDO EL NOMBRE DEL BENEFICIARIO SE DEJÓ EN BLANCO AL MOMENTO DE LA FIRMA Y QUIEN APARECE EN EL DOCUMENTO AL PRESENTARLO PARA SU ACEPTACIÓN O PAGO ES UNA PERSONA DISTINTA DE AQUELLA ANTE LA QUE ORIGINALMENTE SE OBLIGÓ EL SUSCRIPTOR, DICHO BENEFICIARIO CARECE DE LEGITIMACIÓN PARA EJERCER LA ACCIÓN CAMBIARIA DIRECTA.

El pagaré jurídicamente representa un título de crédito nominativo en tanto debe expedirse a favor de una persona por mandato expreso de la fracción III del artículo 170 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, y si bien el obligado tendrá que responder ante distintos tenedores, la intención que se presume de su parte es que la circulación del documento fuera restringida, esto es, a través de uno de los medios reconocidos por el derecho aplicable para los títulos nominativos. Lo anterior evidencia que el llenado respecto del beneficiario debe hacerse asentando en el pagaré el nombre de la persona con quien en principio se obligó el suscriptor, y que la inserción -si bien puede hacerse en un momento posterior a la firma, en términos del artículo 15 de la citada ley, por no ser un requisito de existencia-, debe realizarse antes de que el documento entre en circulación, pues de otra forma le sería dable a cualquier tenedor poner el nombre que mejor convenga a sus intereses, pudiendo actuar con arbitrariedad y abuso en contra de la voluntad del obligado, modificando, incluso, los términos de su promesa, lo que implicaría que pudiera cambiar la naturaleza intrínseca del título y su forma de circulación, contraviniendo el artículo 21 de la ley de la materia. Por tanto, si al presentarse el pagaré para su aceptación o pago, consta como beneficiario el nombre de una persona distinta de aquella con quien originalmente se obligó el suscriptor, cuando se dejó en blanco el espacio respectivo en el momento de la firma, es oponible la excepción prevista en la fracción V del artículo 8o. de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, la que, de acreditarse, determinará la falta de legitimación en el juicio ejecutivo de quien ejercita la acción cambiaria directa por ostentarse como titular del crédito, sin tener esa calidad al no haberlo adquirido por un medio de transmisión cambiario o por alguno de los autorizados por la ley.

Contradicción de tesis 323/2009. Entre las sustentadas por el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Civil del Tercer Circuito y el Primer Tribunal Colegiado del Décimo Quinto Circuito. 9 de febrero de 2011. Mayoría de tres votos. Disidente: José Ramón Cossío Díaz. Ponente: Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Secretaria: Constanza Tort San Román.

Tesis de jurisprudencia 30/2011. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha nueve de marzo de dos mil once.




Época: Novena Época
Registro: 178403
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XXI, Mayo de 2005
Materia(s): Civil
Tesis: 1a./J. 30/2005
Página: 360

PAGARÉ. LA PROMESA INCONDICIONAL DE PAGAR UNA SUMA DETERMINADA DE DINERO, ES UN REQUISITO DE EXISTENCIA.

En términos de la fracción II, del artículo 170 de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, la promesa incondicional de pago constituye la declaración de voluntad del firmante en virtud de la cual se obliga a hacer efectiva la cantidad de dinero reseñada en el documento a la persona que figure inicialmente como tenedor, o a los sucesivos tenedores del título al vencimiento de éste. En ese sentido, el pago ha de referirse forzosamente a una cantidad determinada que no puede quedar en blanco, ello por dos razones: por un lado, porque debe cumplirse con el principio de literalidad contenido en el artículo 5o. de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito que implica que el beneficiario de un título no puede exigir al deudor algo que no esté previsto en su texto, pues derivado de éste, el universo de obligaciones y derechos creado con la expedición de un título, no puede, ni debe tener otra interpretación que la realizada respecto de lo que esté contenido de manera escrita en el documento; por otro lado, porque se estaría contrariando lo previsto por el artículo 170, fracción II, del mismo ordenamiento que prevé expresamente que el pagaré deberá contener “La promesa incondicional de pagar una suma determinada de dinero.”

Contradicción de tesis 18/2003-PS. Entre las sustentadas por el Tercer Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, el Tercer Tribunal Colegiado del Octavo Circuito y el Segundo Tribunal Colegiado del Sexto Circuito, actualmente en Materia Civil. 16 de febrero de 2005. Cinco votos. Ponente: Olga Sánchez Cordero de García Villegas. Secretaria: Mariana Mureddú Gilabert.

Tesis de jurisprudencia 30/2005. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha dieciséis de marzo de dos mil cinco.




Esta entrada fue publicada en análisis para consulta juridica. y etiquetada , , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.