LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA. NOCIONES

OBJECION DE CONCIENCIA.

La objeción de conciencia, es un tema jurídico, poco comprendido por la sociedad e incluso por los Juzgadores.

La objeción en forma general podemos relacionarla conceptualmente como una oposición a una expresión o una determinada posición ideológica. Estas objeciones puede ver relacionados con temas militares, médicos, educativos, alimentarios, etc.

El principal enemigo de la objeción de conciencia es el autoritarismo. Quien se encuentra en una posición de autoridad pretende imponer su conciencia subyugando la conciencia de quien esta en desventaja. P. ej. Algunos médicos pretenden que el paciente acepte sus metodos de atención como los mejores; los maestros no ven bien a un alumno que no acepta sus enseñanzas, etc. El paciente esta en desventaja ante el médico por razones obvias y el alumno ante el maestro.

La conciencia se relaciona con el sentimiento interior de una persona respecto a lo que considera correcto o incorrecto, bueno o malo, basado en principios, creencias, educación, etc. y cualquier otro aspecto que modifique la manera de pensar. Esta relacionada con el libre albedrío.

La problemática surge cuando una objeción de conciencia se contrapone con un deber legal. Es decir, por una parte, la persona esta obligada a observar una determinada conducta por respeto a la ley (deber legal o jurídico). Pero por otra parte, la persona después de una lucha interna de principios, decide que tal deber jurídico no puede cumplirlo y entonces nace una “objeción de conciencia”

Una objeción de conciencia no debe confundirse con una preferencia o un gusto, sino que la objeción de conciencia tiene raíces y se funda en aspectos históricos, sociales, jurídicos, éticos, etc. Por ello el objetor de conciencia debe exponer su creencia y los fundamentos que tiene. Por ejemplo, una persona puede negarse a dar servicio a las fuerzas militares, rechazar tratamientos médicos, omitir participar en una costumbre social.

En el primer caso, el objetor tiene la convicción de lo que la paz significa y lucha por ella. Por lo que el deber de dar servicio militar no coincide con su decisión interna.

objecion de conciencia medica

objecion de conciencia de pacientes y medicos

En el segundo caso, aceptar determinados tratamientos como eutanasia, transfusiones, u otras, no coincide con sus principios de respeto a la vida, santidad de la sangre.

En el tercer caso, el objetor de conciencia tiene una forma distinta de festejar un suceso, por ejemplo, en una procesión o festividad de su comunidad de usos y costumbres, el uso de imágenes religiosas, le impide aceptar su participación, pues cree firmemente que su adoración religiosa no requiere tales objetos de adoración.

Con todo, debemos comprender y respetar la objeción de conciencia de una persona que tiene fundamentos para sostener su manera de actuar. Como dijimos no debemos confundirla con un gusto, ni con un miedo o una simple opinión desinformada. Una persona puede tener una opinión desinformada pero eso no justifica el incumplimiento de un deber legal. Por otra parte, una objeción de conciencia se contrapone a un deber, lo cual es distinto a oponerse a una obligación. Es decir, el deber nace de la ley, y la obligación de la aceptación previa del obligado, por lo que en este ultimo caso, no se puede oponer una objeción a una obligación.

OBJECION DE CONCIENCIA MEDICA.

Tanto los médicos, como los pacientes pueden objetar la realización activa o pasiva de un tratamiento médico. Como los transfusionales, quirúrgicas, paliativos, etc.

Recientemente se reformo el articulo 10 Bis de la Ley General de Salud donde se contempla que los MÉDICOS, podrán ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios.

REFORMA PARA PERMITIR LA OBJECION DE CONCIENCIA DE MEDICOS. ARTICULO 10 BIS DE LA LEY GENERAL DE SALUD. 11/MAY/2018 d.o.f. Click aquí.

IMPRECISIONES DE LA REFORMA AL ARTICULO 10 BIS DE LA LEY GENERAL DE SALUD SOBRE LA OBJECION DE CONCIENCIA MEDICA.

Para empezar la reforma fue simplista, pues no delimitó los casos ni los supuestos en que se puedan presentar la objecion de conciencia médica. No hizo un equilibrio con la objecion de conciencia de los pacientes.

La reforma menciona excepciones en los casos en que corra riesgo la vida del paciente o en urgencia médica. Pero en materia médica siempre esta corriendo peligro la vida de los pacientes y en urgencias médicas no desaparece ipso facto una objeción de conciencia.

Es decir, antes de abordar un tema sobre objecion de conciencia, debió delimitarse el alcance del termino “objeción de conciencia“, “objetores de conciencia“, “objetor“.

Debe estudiarse los ámbitos en que se puede presentar la objeción. Cual es el bien jurídico protegido del reconocimiento de la objeción de conciencia.

Por ello, la reforma al artículo 10 bis de la Ley General de Salud, va a generar que la parte más desprotegida en una relación jurídica de la prestación del servicio de salud, se vea mas perjudicada.

En la prestación del servicio de salud no esta en riesgo la vida de los médicos, sino la de los pacientes. Pero la dignidad de los pacientes esta en juego, cuando éstos cuentan con objeciones de conciencia respecto a los tratamientos médicos, como los transfusionales. La dignidad se cataloga como un principio jurídico superior a la vida.

Mientras un médico busca proteger la vida, un objetor de conciencia busca la dignidad basada en sus principios personales.

EL PACIENTE SEGUIRÁ ESPERANDO DE LOS MEDICOS Y LA LEY EL RESPETO A SU DIGNIDAD
Con todo, la reforma al articulo 10 bis de la Ley General de Salud, no da una solución jurídica a la problemática de la objeción de conciencia de médicos y pacientes.

Esta entrada fue publicada en análisis para consulta juridica. y etiquetada , , , , , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.