Las armas son instrumentos creados por el hombre con la firme intención de agredir o repeler agresiones.

Su portación es legal en los siguientes casos:

  • Cuando servidores públicos las requieren para el ejercicio de sus funciones encomendadas.
  • Cuando se tiene una licencia especial.

Portar, fabricar o importar armas de fuego sin los permisos correspondientes, es un delito que atenta contra la seguridad pública.

Las penas de este delito van de los 3 meses a los 30 años de prisión y en todos los casos se decomisa el arma.

Puedes saber más leyendo la LEY FEDERAL DE ARMAS DE FUEGO Y EXPLOSIVOS.