DUDA RAZONABLE.

LA DUDA RAZONABLE.

El concepto y alcance esta ampliamente definido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación ( scjn ), a través de infinidad de tesis jurisprudenciales.

Esta relacionado con el principio ” in dubio pro reo” (en caso de duda se debe resolver a favor del reo o acusado).

La duda razonable se presenta ante la incertidumbre de la verdad de la acusación. Es el resultado de la confrontación de la pruebas de cargo ante las de descargo.

La duda razonable no da lugar en todos los casos a la absolución del acusado, solo cuando la duda recae sobre la existencia del delito o la responsabilidad del acusado.

En otros casos, la duda razonable, se dirige solo a lo relacionado al delito complementario, a las calificativas de la figura delictiva, la tentativa o consumación del delito o sobre lo doloso o culposo de la acción delictiva, lo cual no trae como consecuencia la absolución, sino solo la disminución de la pena u otro aspecto favorable al reo.

 

 

 

 

 

duda razonable penal

in dubio pro reo

EL USO DE LA DUDA RAZONABLE POR LOS ABOGADOS PENALISTAS.

En la estrategia penal, los abogados litigantes buscan los defectos de las pruebas de la fiscalía, relacionadas con algún elemento del delito, o la responsabilidad del acusado. También intentan introducir dudas razonables al desacreditar la legalidad de las pruebas ofrecidas. Exponen aspectos periciales que impiden llegar a una conclusión firme de la comision del delito o de sus autores. Con todo la figura de ” duda razonable ” es la que mas ha protegido los derechos de los acusados injustamente, pero también ha beneficiado a los transgresores de la ley, por errores de integración de las pruebas de cargo.

Por ejemplo, en una foto o video del acusado, puede ponerse en duda, su claridad, iluminación, la fecha en que se tomo, su pre fabricación dolosa, la ilegalidad de la obtención. Los testigos de cargo, pueden dejar dudas sobre la circunstancias de tiempo, lugar, modo y ocasion de su ateste. Los peritos por la forma de arribar a sus conclusiones o no haber seguido la técnica ni haber realizado los experimentos necesarios, para la obtención de la conclusion. La confesión del acusado, queda en tela de duda, por haberse obtenido mediante la violencia fisica o moral, etc., etc.

Sea como fuere, los abogados litigantes y penalistas siempre encuentran la manera de introducir dudas razonables para lograr la absolución de sus clientes.

También surgen dudas razonables al no haberse respetado la cadena de custodia de los indicios.

JURISPRUDENCIA DE LA SCJN SOBRE DUDA RAZONABLE. In dubio pro reo.

Época: Décima Época
Registro: 2013368
Instancia: Primera Sala
Tipo de Tesis: Jurisprudencia
Fuente: Gaceta del Semanario Judicial de la Federación
Libro 38, Enero de 2017, Tomo I
Materia(s): Constitucional, Penal
Tesis: 1a./J. 2/2017 (10a.)
Página: 161

PRESUNCIÓN DE INOCENCIA Y DUDA RAZONABLE. FORMA EN LA QUE DEBE VALORARSE EL MATERIAL PROBATORIO PARA SATISFACER EL ESTÁNDAR DE PRUEBA PARA CONDENAR CUANDO COEXISTEN PRUEBAS DE CARGO Y DE DESCARGO.

Cuando en un proceso penal coexisten tanto pruebas de cargo como de descargo, la hipótesis de culpabilidad formulada por el Ministerio Público sólo puede estar probada suficientemente si al momento de valorar el material probatorio se analizan conjuntamente los niveles de corroboración tanto de la hipótesis de culpabilidad como de la hipótesis de inocencia alegada por la defensa. Así, no puede restarse valor probatorio a las pruebas de descargo simplemente con el argumento de que ya existen pruebas de cargo suficientes para condenar. En este sentido, la suficiencia de las pruebas de cargo sólo se puede establecer en confrontación con las pruebas de descargo. De esta manera, las pruebas de descargo pueden dar lugar a una duda razonable tanto cuando cuestionen la fiabilidad de las pruebas de cargo, como en el supuesto en que la hipótesis de inocencia efectivamente alegada por la defensa esté corroborada por esos elementos exculpatorios. Así, la actualización de una duda razonable por cualquiera de estas dos razones impide considerar que las pruebas de cargo son suficientes para condenar.

Amparo directo 21/2012. 22 de enero de 2014. Cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, quien formuló voto concurrente, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien formuló voto concurrente. Los Ministros Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Olga Sánchez Cordero de García Villegas, reservaron su derecho para formular voto concurrente. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Arturo Bárcena Zubieta.

Amparo directo en revisión 4380/2013. Joseph Juan Sevilla Silva. 19 de marzo de 2014. Cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Jorge Mario Pardo Rebolledo. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Arturo Bárcena Zubieta.

Amparo directo en revisión 3457/2013. Adrián Martínez Mayo. 26 de noviembre de 2014. Mayoría de cuatro votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Disidente por razón de improcedencia del recurso: Jorge Mario Pardo Rebolledo. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Arturo Bárcena Zubieta.

Amparo directo en revisión 3046/2014. Manuel López Sánchez. 18 de marzo de 2015. Cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Arturo Bárcena Zubieta.

Amparo directo en revisión 5601/2014. Luis Álvarez Cárdenas y otro. 17 de junio de 2015. Cinco votos de los Ministros Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, José Ramón Cossío Díaz, quien reservó su derecho para formular voto concurrente, Jorge Mario Pardo Rebolledo, quien formuló voto concurrente, Olga Sánchez Cordero de García Villegas y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena. Ponente: Arturo Zaldívar Lelo de Larrea. Secretario: Arturo Bárcena Zubieta.

Tesis de jurisprudencia 2/2017 (10a.). Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha siete de diciembre de dos mil dieciséis.

Esta tesis se publicó el viernes 06 de enero de 2017 a las 10:07 horas en el Semanario Judicial de la Federación y, por ende, se considera de aplicación obligatoria a partir del lunes 09 de enero de 2017, para los efectos previstos en el punto séptimo del Acuerdo General Plenario 19/2013.

Esta entrada fue publicada en análisis para consulta juridica. y etiquetada , , , , . Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.